Skip to main content

¿Qué es una conciencia bien formada? ¿Cómo desarrollo mi conciencia?

Printer-friendly version

“La conciencia es un juicio de la razón por el que la persona humana reconoce y busca lo que es bueno y rechaza lo que es malo” (Catecismo de la Iglesia Católica, no. 1778, 1796).

Una conciencia bien formada es una tarea de toda la vida (Catecismo de la Iglesia Católica, no. 1784). La Iglesia ofrece el siguiente proceso para la formación de la propia conciencia:

  • Cuando se examina cualquier cuestión o situación, deberíamos empezar con una disposición de apertura a la verdad y a lo que es correcto.
  • Deberíamos estudiar las Sagradas Escrituras y la doctrina de la Iglesia.
  • Deberíamos examinar los hechos y la información antecedente de las diversas opciones.
  • Deberíamos reflexionar iluminados por la oración para discernir la voluntad de Dios (Formar la conciencia para ser ciudadanos fieles, no. 18).

El Catecismo para Adultos de los EE.UU. añade:

  • El consejo prudente y el buen ejemplo de otros apoya e ilumina nuestra conciencia.
  • La doctrina autorizada de la Iglesia es un elemento esencial.
  • Los dones del Espíritu Santo nos ayudan a desarrollar nuestra conciencia.
  • El examen de conciencia habitual es importante también (p. 314).
  • (“¿Qué es la conciencia?”)

Vea también – Una conciencia bien formada


Volver a FAQ