Skip to main content

¿La Iglesia pone en peligro su condición de entidad exenta de impuestos al participar en la política? ¿Teme perder su condición de exenta de impuestos?

Printer-friendly version

La doctrina de la Iglesia concerniente a cómo deberíamos funcionar en la sociedad y en el orden civil proviene de su doctrina, no del código fiscal de alguna nación. No obstante, existen consideraciones que deberíamos tomar en cuenta respecto a la condición de entidad exenta de impuestos, nuestra sociedad pluralista, situaciones prácticas y prácticas comúnes en el orden civil.

El código de Servicios de Impuestos Internos establece que las organizaciones exentas de pagar impuestos al gobierno federal bajo el artículo 501(a) y descrito en el artículo 501(c)(3), no pueden “participar en, o intervenir en (incluyendo la publicación o distribución de declaraciones), ninguna campaña política en nombre de (o en oposición a) algún candidato postulado para un cargo público”. A estas organizaciones también se les impide dedicar una parte considerable de sus actividades para intentar influir en la legislación (Código de Servicios de Impuestos Internos de 1986, con enmienda aprobada).

Estas restricciones no se basan en que una organización sea una entidad religiosa o iglesia, sino en si está exenta de pagar impuestos al gobierno federal.

La restricción impuesta a las entidades sin fines de lucro referente a la participación a favor de un candidato o campaña política es absoluta y podría incluír una amplia gama de actividades, desde las guías para votantes hasta el tomarse fotografías con los candidatos. La restricción acerca de la cantidad de cabildeo que constituye “una parte considerable de las actividades” lo determina el departamento de Servicios de Impuestos Internos, caso por caso.


Volver a FAQ