Skip to main content

La dignidad de la persona humana

Printer-friendly version

La vida humana es sagrada porque toda persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios. El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia contiene un resumen de una enseñanza católica rica y multifacética sobre la dignidad humana. Todo ser humano “deberá ser comprendido siempre en su irrepetible e insuprimible singularidad . . . Esto supone ante todo no solo la exigencia del simple respeto por parte de todos, especialmente de las instituciones políticas y sociales y sus dirigentes en lo que se refiere a todo hombre y mujer sobre la tierra, sino que además, y en mayor medida, comporta que el primer compromiso de cada uno hacia el otro, y sobre todo de estas mismas instituciones, se debe situar en la promoción y desarrollo integral de la persona”. El Compendio continua: “Es necesario ‘considerar al prójimo, sin excepción, como otro yo, cuidando en primer lugar de su vida y de los medios necesarios para vivirla dignamente’ (Gaudium et Spes, 27). Todo programa político, económico, social, científico y cultural deberá estar presidido por la conciencia del primado de cada ser humano por encima de la sociedad”. (v)


v Este resumen representa sólo algunos puntos de relieve sobre el tratado acerca de la persona humana en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Para el tratado más profundo, vea los nos. 124-159 especialmente, ahí se presentan otros aspectos importantes de la dignidad humana.


Volver a FAQ