Skip to main content

Personas Beneficiadas Por DACA — Manteniendo Vivo El Sueño Americano

Printer-friendly version
January 10, 2018

Personas Beneficiadas Por DACA — Manteniendo Vivo El Sueño Americano

“… Consideremos lo siguiente: todos somos inmigrantes en nuestro recorrido por la vida, ninguno de nosotros tiene una morada fija en esta tierra, todos tendremos que irnos algún día” – Papa Francisco 

(In English) A partir del año 2012, el programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia, o DACA, ha concedido permisos de trabajo y protegido de la deportación a incontables jóvenes inmigrantes indocumentados que llegaron a los EE.UU. siendo niños. Hoy, más de una cuarta parte de los 800,000 beneficiados por DACA, a menudo llamados “Soñadores” o “Dreamers,” viven en California. Aunque hayan llegado aquí por distintos caminos, su dedicación a las comunidades donde viven es muy similar.

(Decarque un PDF de este articulo para su uso en el boletín parroquial o mande un mensaje al Congreso.)

Uno de estos Soñadores es Jesús Limón, a quien trajeron de México a los EE.UU. cuando tenía ocho años de edad. Limón dice que pasó por momentos de mucho temor e incertidumbre debido a su estatus migratorio, al ir creciendo en California. Pero Limón considera que su fe en Dios es lo que lo ayudó a sobrellevar esos momentos difíciles. “El hecho de haber crecido a la vuelta de la esquina de una iglesia me brindó una estrategia para lidiar con el temor,” dice Limón. Él también cree que aportar a la comunidad es de primordial importancia. Anteriormente, Limón trabajó como redactor de solicitudes para subsidios y como maestro particular voluntario. “Me di cuenta cómo la alfabetización puede potenciar a las comunidades,” afirma. Después de que DACA fue promulgada, Limón recibió su título de Maestría y empezó a trabajar como profesor coadjutor y conferencista de la materia de inglés en las universidades de la zona de Sacramento. “Hubo un cambio tremendo en cuanto a la situación económica se refiere,” afirmó.

Cuando Karina tenía apenas cuatro años de edad, su padre salió del hogar familiar en México para venir a los Estados Unidos y poder proveer una mejor vida para su familia. Dos años después, Karina, sus hermanas y su madre viajaron para reunirse con él. “Reencontrarnos con papá fue muy gratificante,” dijo. Karina opina que, en sus años de crianza en el Valle Central, la fe siempre desempeñó un papel importante en su vida, especialmente cuando asistió a la universidad. “Cuando estaba aprendiendo sobre la política y el poder, supe que tenía que mantenerme cimentada en la Iglesia,” asegura. Karina cree que el aportar a la comunidad es gratificante y le ha ayudado a dirigir una campaña para abogar a favor de las becas universitarias “Cal Grant”.“Quería que otros Soñadores pudieran ingresar a la universidad,” aseveró.

Los padres de Moisés De León lo trajeron a los Estados Unidos cuando él apenas tenía dos años y medio. Cuando asistió a la escuela preparatoria De La Salle High School, él adoptó el lema de, “Entra para aprender, sal para  servir” y vive su vida en base a esas palabras. Cuando ve la oportunidad de ofrecerse como voluntario en su parroquia localizada en el Área de la Bahía de San Francisco, lo hace sin titubear. Él también colabora con la organización “Catholic Relief Services,” ayudando a las personas necesitadas de alrededor del mundo. A De León le entusiasma que pronto recibirá su título de Licenciatura en psicología para poder seguir aportando ayuda. Cuando se le pregunta sobre su recorrido como persona beneficiada por DACA, De León dice: “Sé que existen muchos obstáculos, pero el hecho de saber que Dios está conmigo alivia mi estrés”.

Ahora los Soñadores enfrentan una nueva ola de incertidumbre debido a que la Administración de Trump está eliminando a DACA por fases. Respectivamente, Limón y De León se han reunido con los asistentes de sus congresistas y funcionarios públicos a nivel estatal y federal para abogar a favor de la Ley de los Sueños (Dream Act) y la reforma migratoria. Limón se siente optimista en torno al futuro de DACA. “Por  las conversaciones que he tenido con algunos líderes en la capital de los EE.UU., tengo muchas esperanzas,” expresó. Karina, quien cuenta con una Licenciatura en Ciencia Política, viajó a Washington, D.C. con la organización “Church World Service” y se reunió con dirigentes del Congreso, exhortándoles a que firmen una nueva Ley de los Sueños (Dream Act)—una vía para la ciudadanía de los EE.UU., sin mayores aumentos designados para un muro o la seguridad fronteriza. A la pregunta de por qué ella tiene una opinión tan firme sobre el trabajo que ella promueve, Karina contesta, “Este lugar es mi casa. He contribuido tanto a ésta”.

Para mas informacion, visite estos sitos de web:
Recursos Catolicos para los estudiantes de DACA en California
Recursos de la Arquidiócesis de Los Ángeles

La Iglesia Católica en California sirve y aboga por los pobres, vulnerables, y los necesitados, no porque ellos sean Católicos, sino porque nosotros somos Católicos.