Skip to main content

Créditos fiscales y programas de preparación de impuestos atenúan las dificultades de la temporada

Printer-friendly version
March 28, 2017

“Aliento a los expertos financieros y a los líderes políticos de nuestros países a que consideren las palabras de San Juan Crisóstomo: ‘El no compartir los bienes personales con los pobres es robarlos y privarlos de la vida.  Los bienes que poseemos no son nuestros, sino de ellos’ ” .                                              -Papa Francisco (16/5/13)

Impuestos. Llegan cada año con una previsibilidad exacta, no obstante, muchas personas sienten angustia y aprensión al llegar la temporada. El temor de tener que pagar una cuenta fiscal inesperadamente cara o pagar por los servicios de preparación de impuestos podría resultar abrumador para el presupuesto, especialmente para las personas de bajos ingresos y personas que constantemente enfrentan dificultades económicas.

Sin embargo, California cuenta con algunos programas que a menudo se ignoran y que fueron creados para el beneficio de personas que trabajan y que tiene ingresos bajos o moderados.

El estado de California ha promulgado el Crédito por Ingresos del Trabajo (CalEITC), el cual provee un reembolso a trabajadores de bajos ingresos basádose en un porcentaje de sus ingresos. A diferencia de la mayoría de créditos fiscales, el CalEITC es reembolsable, y algunas personas podrían reunir los requisitos para un reembolso de hasta $4,824, dependiendo de sus ingresos y cuántos hijos tengan a su cargo.

CalEITC es un complemento a la versión Federal – establecido durante la presidencia Reagan – programa descrito por ambos partidos políticos como el programa más eficaz para combatir la pobreza en los EE.UU.

Adriana Trujillo participó en el programa de EITC el año pasado.

Trujillo, quien ha sido víctima de la violencia intrafamiliar y que es propietaria de un pequeño negocio que provee recursos a otras víctimas y a sus familiares, actualmente se encuentra en una batalla judicial y dice que su reembolso “se usó directamente para pagar los honorarios del abogado que no hubiera podido pagar sin ese dinero”.  

“Hubiese sido bueno ahorrar ese dinero para algo más, pero fue necesario usarlo ahora y recibirlo fue una gran bendición”.

Se calcula que aproximadamente 600,000 familias se beneficiarán de recibir CalETIC este año. En el gobierno federal, aproximadamente cuatro millones de familias solicitarán un crédito similar este año. Aunque ambos programas son idénticos en general, tienen diferentes requisitos en relación a los ingresos, así que la exclusión de un programa no significa que sería excluido del otro.  

Las agencias de Caridades Católicas de California también participan intensamente en brindar ayuda fiscal a la población de bajos ingresos en California, y diversas parroquias por todo el estado también ofrecen servicios gratuitos de preparación de impuestos y ayuda de elegibilidad para el EITC. Tan solo la agencia de Caridades Católicas de Santa Clara ha ayudado a más de 15,000 familias para presentar su declaración fiscal en los últimos 11 años.

Esta ayuda se brinda por medio del programa de Asistencia Voluntaria Para los Impuestos (VITA, por sus siglas en inglés), el cual ofrece ayuda gratuita para la declaración de impuestos para personas que generalmente ganan $54,000 o menos, para personas con discapacidades, y contribuyentes que tienen un inglés limitado y necesitan ayuda para preparar sus formularios de impuestos. Los voluntarios, certificados por el Servicio de Rentas Internas (IRS), proporcionan la preparación gratuita de los formularios de impuestos básicos con registro electrónico para personas que califiquen.

“Hemos participado en el programa VITA desde hace varios años porque vimos que había una enorme necesidad de servicios para los impuestos”, afirmó Leif Ozier, coordinador regional de los Servicios para la Familia y la Comunidad de Caridades Católicas de San Bernardino.

“Nos reuníamos con los clientes para ayudarlos con sus presupuestos y en el 99% de los casos, tenían que pagar por servicios de impuestos y no podían costear esos servicios. No soy capaz de explicar cuán valiosos son estos programas para la comunidad”, afirmó.

Trujillo también es voluntaria de VITA, y a menudo pasa sus fines de semana ayudando a otras personas para quienes presentar su declaración fiscal es una tarea abrumadora.

“He ido a ayudar y me he quedado horas adicionales a las programadas porque teníamos a demasiada gente que atender”, comentó.

La preparación de impuestos en si puede ser un proceso complicado y confuso, con los múltiples formularios que hay que llenar y cálculos que hay que determinar. Los créditos fiscales como CalEITC pueden pasarse por alto frecuentemente, así que es importante evaluar su elegibilidad, ya sea por su cuenta o preguntándole a su preparador de impuestos. Para saber si califica para el CalEITC, visite www.CalEITC4me.org.

Para garantizar que siga existiendo este crédito, todas las personas elegibles deberían participar. Lo más importante es regresar el dinero a los bolsillos de las familias que mayor necesidad tienen, por lo tanto, las personas elegibles deberían solicitar los créditos que se han ganado.

Trujillo sabe cuánta ayuda han recibido otras personas que han solicitado el CalEITC.

“Conozco a una madre soltera que usó su reembolso CalEITC para comprar un automóvil barato que tanto necesitaba”, dijo. “Un vecino a quien ayudé a través del programa VITA usó su reembolso para por fin darle mantenimiento a su casa que estaba infestada de ratas”.

La Iglesia católica, y la Conferencia Católica de California (CCC) de manera particular, abogan por programas que directamente ayudan a las personas que enfrentan dificultades económicas. La CCC trabajó incansablemente para apoyar las iniciativas para promulgar el CalEITC, y continua siendo un pilar de apoyo para que este programa se siga renovando.

Para obtener mayor información sobre VITA y otros servicios económicos para la preparación de impuestos, visite www.irs.gov.